¿Terapia de pareja o terapia para separarse?

Terapia de pareja o terapia individual

Sé que la reflexión que hago es bastante políticamente incorrecta, sin embargo, creo que también necesaria.

Los motivos más comunes para acudir a terapia de pareja suelen ser las discusiones, el malestar en la convivencia, la rutina, la falta de sexo, o las infidelidades. Cuando esto ocurre pero los dos miembros siguen enamorados, es muy probable que la relación se salve.

Connecting broken heart (love, valentine day series; 3d isolated characters)

En cambio, la realidad es que el perfil quienes acuden a consulta buscando terapia de pareja suelen ser personas que a pesar de saber que aún se quieren, llevan años acumulando frustración, enfados, decepciones, distanciamiento y frialdad. Donde ya es probable que no quede nada del enamoramiento y donde el cariño que lógicamente se tienen, se confunde con el amor sano.

Probablemente conocerás alguna pareja que igual lleva años sin mantener relaciones sexuales entre ellos, o que quizás llevan una vida paralela, o que en el mejor de los casos tienen una relación prácticamente de amistad, de compañeros de piso, o que continúan (esto suele ser muy habitual) por los hijos, porque consideran que es lo mejor para ellos el que sigan viviendo en el entorno familiar. Un entorno familiar que en muchas ocasiones es tóxico y va a acarrear más malestar a los hijos que lo traumática que puede ser una separación. Porque los hijos perciben ese malestar latente que hay continuamente, donde todos se acaban contagiando de esa infelicidad.terapia-pareja-frustracion

Sin embargo, ¿por qué la parejas continúan unidas?…. A veces es por “comodidad”; separarse implica la división de bienes, y que tú o tu expareja se mude. Todo eso es engorroso y doloroso, por eso muchas personas prefieren permanecer juntas a pesar de que el amor ya no existe. El dinero es una de las razones más comunes por la cual las parejas permanecen juntas bajo el mismo techo a pesar de desvanecerse el amor. Dividir gastos de comida o alquiler es más sencillo que mantener tu propio piso y hacer tus propias compras, y más económico. Otro motivo podría ser tener que enfrentarse a las respectivas familias, amigos, compañeros de trabajo, etc., donde muchas veces se van a sentir cuestionados y donde la sensación de fracaso suele ser importante.

Terapia personal frente a la terapia de pareja

Aunque la razón que yo considero más importante y que resulta más difícil de afrontar a la hora de dar el paso de separarse es el miedo que tenemos a la soledad. Las personas se acostumbran a compartir su vida y realmente les resulta en muchas ocasiones insoportable la idea de volver a retomar la responsabilidad de llevar las riendas al 100% de su vida. Les atenaza el pánico ante la idea de volver a estar solos.

Por eso considero de vital importancia la terapia individual para ser capaz de finalizar una relación frente a una terapia de pareja para alargar la agonía. La mayor parte de la gente que se separa reconoce que tendría que haberlo hecho muchos años antes, ¿Por qué no ayudar entonces a que la persona consiga dar el paso de separarse y así no desperdiciar tiempo de su vida?

Además estas personas también suelen reconocer que si bien la separación les supuso un dolor muy importante, a medida que iba pasando el tiempo y curándose del “duelo” (al fin y al cabo es un duelo porque es una pérdida), iban adquiriendo una fuerza y una inmensa felicidad de vivir por y para ellos mismos.

Y es que no debemos olvidarnos nunca, que con quien tenemos que vivir es con nosotr@s mism@s, por lo tanto aprendamos a querernos, a escucharnos para darnos lo que necesitamos, y desde ahí, desde esa individualidad disfrutada poder disfrutar de una relación con el/la otr@. Que sea desde el amar de forma libre y no desde la necesidad de estar en pareja.terapia-pareja-felicidad